Viajes por Marruecos – Rissani cuna de la dinastia Alauita

Marruecos es un país antiguo, misterioso e impresionantemente hermoso que ha atraído visitantes extranjeros durante milenios. Es una tierra de contrastes: antiguos y modernos, árabes y bereberes, europeos y africanos. Los idílicos y aislados pueblos beréberes del Alto Atlas parecen intactos por el tiempo (excepto por las antenas parabólicas).

Desde los Riffians del norte hasta los beréberes del Atlas y los nómadas árabes del sur, el pueblo de Marruecos es tan distinto como sus paisajes. Su individualidad se refleja en su vestimenta y tradiciones locales, que permanecen notablemente intactas en la mayoría de los lugares.

Marruecos siempre ha adaptado y absorbido estas muchas influencias, pero el interior salvaje del país y las regiones escarpadas de montaña también han protegido y preservado la cultura indígena bereber. El resultado es un país de extremos poderosos, donde lo tradicional y lo moderno prosperan uno al lado del otro, y el alma del país es una mezcla vibrante de docenas de elementos culturales y sociales.

Dentro de Marruecos hay numerosas regiones que vale la pena explorar para los diferentes elementos naturales que componen el país. El Valle de Ziz se encuentra en el centro de Marruecos en el desierto y las dunas en lugar de en las montañas del Alto Atlas donde el senderismo es más común. El valle de Ziz todavía tiene un montón de maravillas que despertarán su interés. Uno de esos lugares es Tafilalt y sus alrededores. Tafilalt es una región en el Valle de Ziz que acoge Rissani, una pequeña ciudad. La ciudad está al final de la carretera que conduce desde Marrakech y por el valle de Ziz.

Rissani es principalmente arena y piedra.. Sin embargo, la historia tiene un largo trecho en esta región. Fue de Rissani que los Filali se trasladaron al norte como parte de una dinastía reinante. La tribu empezó a expandirse, tardando muchos años en desplazarse por el resto de la región. Necesitaban una pequeña ciudad que pudiera ser administrada pero permitir a los viajeros moverse a través de ella. Incluso hoy en día, muchos todavía viajan a través de Rissani para llegar a otros destinos.

Rissani fue la antigua capital del Tafilalt (conocida posteriormente por Sijilmassa)  ciudad Santa y cuna de la dinastia alauita. Su situación como cruce de caminos entre el norte y el sur dio a la ciudad una cierta importancia en el pasado. Todavía a día de hoy quedan restos de esa grandeza. Esta localidad nos da la impresión de ser un lugar bonito y tranquilo, que se anima únicamente los días de mercado. Rissani es hoy un centro atractivo con muchas características históricas entre ellos el Mausoleo de Moulay Ali Cherif antepasado de Moulay Rachid el fundador de la dinastía Alouita. Aquí donde un mercado animado se sostiene 3 veces a la semana. No tan lejos de Rissani localizado el de Ksar Oulad Abd Lhlim la construcción más interesada en el área de Tafilalite.

La religión de Sijilmassa era la rama chiíta del Islam, una dirección de la religión que hoy se ha extinguido en Marruecos. Desde el siglo VIII al XIV Rissani fue capital del principado de Sijilmassa. Fundado en el año 707. Fue desde aquí donde la actual dinastía alauita emprendió sus conquistas hasta llegar a Fez y Marrakech.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s